Licencias de apertura | Licencias de Actividad | Licencia Express
Llámanos: 605 474 502

Abrir una Lavandería Autoservicio en Granada

278188Si deseas montar una Lavandería Autoservicio en Granada, te indicamos a continuación cuáles son las claves para el éxito de este negocio, así como los pasos a seguir para conseguir la Licencia de Apertura por parte del Ayuntamiento.

UN NEGOCIO EN AUGE Y CON MUCHA DEMANDA

Las Lavanderías autoservicio se ha convertido en España en un negocio en auge y que cada vez gana más adeptos. Son varias las causas que hacen que esta actividad tenga mucha clientela y sea rentable.

Entre ellas podemos destacar, la crisis económica, la falta de tiempo, la mayor afluencia de inmigrantes, etc.

Concretamente en Granada, existe un factor a tener muy en cuenta, que es el gran número de estudiantes que cada año eligen esta ciudad para residir durante el periodo de estudios. Esto, sumado al turismo y la inmigración, hace que Granada sea un lugar con mucha demanda de este tipo de servicio de Lavandería autoservicio.

LO PRIMERO, EL LOCAL. ¿CÓMO DEBE SER?

El local dónde se quiera implantar la nueva actividad de lavandería debe contar con una serie de requisitos, que a continuación te detallamos:

– La superficie necesaria para una lavandería tipo, con dos lavadoras autoservicio y una secadora, rondará los 50 ó 60 m2 de superficie útil. Si tu idea es una lavandería más grande, con más lavadoras, secadoras o incluso planchadora, la superficie del local deberá ser de unos 100 a 150 m2.

– Debe estar dotado de desagües a la red de saneamiento general del edificio.

– Es conveniente que disponga de buen acceso desde la calle.

– Si es posible, tendrá ventilación natural mediante ventanas o puertas.

– Puede contar con una zona de espera de unos 10 ó 15 m2.

-Se deberá insonorizar las máquinas que generen ruidos y  vibraciones para evitar posibles molestias.

LA MAQUINARIA PARA LA LAVANDERÍA

Básicamente son dos tipos de maquinaría las que se utilizan: lavadoras autoservicios y secadoras.

Lavadoras

Existen dos tipos: las de centrifugado alto (350G) y las de centrifugado rápido (200G). El más utilizado en Europa es el de centrifugado alto, puesto que son lavadoras más eficientes repercutiendo directamente en los costes de explotación. En el resto del mundo, en cambio, se utilizan más las de centrifugado rápido puesto que se valoran más otros criterios como el precio y poder así recurrir a una financiación inferior pero con costes de explotación superiores a la larga que hacen de su negocio menos competitivo (mayor tiempo de secado) respecto a los negocios con lavadoras de centrifugado alto. Ambos modelos constan de un programador que ofrece un precio distinto por programa y que indica mediante un LED el tiempo restante del ciclo y la fase del programa en la que está. Para el profesional que adquiere el equipamiento, esas lavadoras le facilitan la posibilidad de definir los programas deseados entre diferentes estándares y modificar o anular los tiempos y temperaturas de cada fase.

Secadoras

Hay dos modelos diferentes: las secadoras dobles en columna integra, que llevan dos secadoras con 14 kg de capacidad cada una (ideal para aprovechamiento de espacios), y las secadoras individuales con mayores capacidades. Las secadoras de este tipo de establecimientos deben admitir el mismo sistema de gestión de pago que las lavadoras, además de un sistema de desembolso por periodos cortos (1 euro por cada 10 minutos aproximadamente). De esta manera el cliente se asegura que sólo pagará por el tiempo necesario para que su ropa quede seca.

¿CÓMO GESTIONAR EL NEGOCIO?

Este tipo de negocio tiene la gran ventaja que no necesita la presencia física de personal para su gestión. Basta con que haya carteles e instrucciones lo suficientemente claras para que los usuarios puedan lavar y secar su ropa sin complicaciones.

Para el cobro de los servicios, las máquinas pueden llevar instalado un sistema de pago monedero o prepago- tarjeta de fácil utilización.

Es conveniente que exista un mantenimiento periódico de las máquinas por parte de personal cualificado.

Como has podido comprobar, se trata de un negocio de fácil montaje y que tiene muchas ventajas.

Ahora el siguiente paso es conseguir la licencia de apertura para la actividad de lavandería.

¿CÓMO TRAMITAR LA LICENCIA DE APERTURA DE LA LAVANDERÍA?

Para obtener la Licencia de Apertura de la Lavandería autoservicio por parte del Ayuntamiento de Granada es necesario presentar la siguiente documentación:

Proyecto Técnico de Actividad Calificada de Lavandería.

– Documento que acredite el Pago de la Tasa por Licencia de Apertura de Establecimientos.

Declaración Responsable de inicio de Actividad firmada por el titular del negocio.

Con la presentación de todos estos documentos el Ayuntamiento otorgará inmediatamente la Licencia de Apertura para la Lavandería autoservicio. Posteriormente, los servicios de inspección del ayuntamiento, girarán una visita al local para comprobar que todo esté correcto y en su caso solicitar las certificaciones técnicas que fuesen necesarias.

En LICENCIA APERTURA GRANADA, somos un grupo de profesionales técnicos, altamente cualificados y con mucha experiencia en Licencias de Apertura.

Si quieres montar una Lavandería autoservicio en Granada, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todos los trámites a seguir y te haremos toda la Documentación técnica que exige el ayuntamiento para la apertura.

Emilio García Villalta

Arquitecto Técnico de Licencia Apertura Granada

605 474 502 (Usuario WhatsApp) Llámanos o envíanos un WhatsApp y nosotros te llamaremos.

También puedes utilizar el formulario de contacto ó escribirnos un correo a:

info@licencia-apertura-granada.es

Visita el resto de nuestra página web y podrás ver con más detalle quiénes somos, cómo trabajamos, los trabajos realizados y mucha información más.

www.licencia-apertura-granada.es

 

Responder